Presencia hebrea en el patrimonio judío

El judaísmo es mucho más que una religión. Ser judío es tener en tus manos una historia antigua, una responsabilidad de continuidad y un sentido de pertenencia a un grupo de personas que han liderado algunos de los capítulos más críticos de la historia humana. Ser judío no significa necesariamente creer en una fuente poderosa de la que todo proviene; ser judío significa tener una historia nacional, patriarcas comunes, una herencia común y una visión similar para el futuro.

Según el rabino Marcoff, judaico conservador que se graduó del seminario rabínico Marshall T. Meyer, cualquier referencia a «los hebreos» era solo la forma bíblica de llamar a los miembros del pueblo de Israel. Dice que Abrahán fue el primer «hebreo».

Por otro lado, el rabino Marcoff se refiere a «judíos» como aquellos que se identifican con el judaísmo o el pueblo de Israel, o los que son, de hecho, judíos de acuerdo con la ley judía (Halajá). Sin embargo, en la antigüedad, este nombre se le dio solo a los que pertenecían a la tribu específica de Judá.

Cuando él define «israelita», dice que ese fue el nombre dado a los residentes del Reino de Israel hace miles de años. Finalmente, cuando llega a definir «israelí», simplemente dice que es la denominación para los que viven en el Estado de Israel.

Ahora, ¿qué tienen en común todas estas definiciones? ¿Qué puede unificar períodos de tiempo que son tan contrastantes y distintivos? ¡Tienes razón! Estas cuatro definiciones tienen sin duda muchas cosas en común. Pero la más importante es el idioma hebreo; que es justamente el tema principal de los párrafos que siguen. ¿Y sabes por qué? Ponte cómodo, por favor, porque vamos a explicarlo en profundidad.

Eliezer Ben Yehuda: padre del hebreo moderno

Eliezer Ben Yehuda fue un lexicógrafo y editor de periódicos que se especializó en el hebreo. Él fue el elemento crítico para la resurrección moderna de la lengua hebrea. Pero el hebreo —o un enfoque muy cercano al hebreo que conocemos hoy— ha existido durante milenios, y su importancia para la herencia judía va mucho más allá del trabajo espectacular realizado por Ben Yehuda.

Muchos judíos ortodoxos de la época desaprobaban los intentos de Ben Yehuda de rehabilitar la lengua hebrea. Eran de la opinión de que el hebreo, que habían aprendido solo como un idioma bíblico, no debía ser utilizado para discutir asuntos no santos o cotidianos. Pero muchos otros miembros del judaísmo creen —hasta hoy— que incluso los aspectos más mundanos de nuestra vida diaria pueden llegar a ser santos. Ellos vieron algo extraordinario y se unieron a la revolución en este esfuerzo.

Ben-Yehuda también se desempeñó como editor de varias publicaciones en hebreo. Por lo tanto, él sabía de lo que estaba hablando cuando trabajaba en la resurrección de la lengua hebrea.

Aunque el hijo de Ben Yehuda le ayudó a crear una obra que no existía en el antiguo hebreo, su trabajo de devolver la vida a la cuerda roja invisible que unifica todas las corrientes del judaísmo es simplemente admirable. Antes de continuar, nos gustaría ponernos de pie y darle un gran aplauso al Sr. Eliezer Ben Yehuda.

En los próximos párrafos analizaremos la conexión entre el hebreo y la herencia judía desde una variedad de perspectivas diferentes. Esperamos que las siguientes líneas te inspiren no solo para entender el valor infinito de la lengua hebrea, sino también su conexión con la historia del mundo. Desde las revoluciones más importantes hasta tus raíces y tu historia personal. El eslabón está ahí… se trata solo de abrir el corazón para encontrarlo.

El impacto de la lengua hebrea en la cultura israelí

La restauración de la lengua hebrea, que no se había hablado desde los tiempos bíblicos, también impactó significativamente la cultura actual de Israel. La piedra angular de la vida cultural israelí se basa en un rico legado y un lenguaje compartido, una tradición judía compartida religiosa e histórica, y un profundo patrimonio judío.

Como también se menciona en el subtexto del libro «Startup Nation» de Saul Singer y Dan Senor, los israelíes se sienten únicos. Hay un sentimiento de singularidad en la sociedad israelí que les permite tener este «chutzpá» positivo, y así alcanzar niveles más altos de éxito… para convertir los sueños en realidades tangibles y, por qué no, en ideas millonarias.

Pero, ¿qué los hace sentir únicos? Encontrar el camino correcto para florecer en el desierto es un factor esencial. Pero ser el único país en el mundo en el que la gente habla hebreo también ayuda. No estamos hablando de cualquier idioma; se trata del idioma que se habla en la cuna de todas las religiones modernas, en pocas palabras, de la historia del mundo.

Sentirse —de alguna manera— dueños del lenguaje que creó todo, de acuerdo con una visión de la Creación, es algo admirable para la sociedad israelí. Así se transmite el mensaje y queda establecido que nada es imposible y que puedes hacer cualquier cosa. Y esto es exactamente lo que se les enseña a los israelíes desde sus primeros años, luego cuando pasan por el ejército, y también en sus estudios universitarios, y todo en hebreo.

Hebreo y divinidad: La presencia del lenguaje en los libros y escrituras sagradas canonizadas

El Tanak es la suma de las fuentes que son consideradas sagradas por el judaísmo. Incluye la Torá, los Neviim, y los Ketuvim.

En total, el Tanak incluye veinticuatro libros que organizados de la siguiente manera:

  • En la Torá tenemos los libros del Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.
  • En Neviim tenemos los libros de José, Jueces, Samuel, Reyes, Isaías, Jeremías, Ezequiel y los Profetas.
  • En Ketuvim tenemos Salmos, Proverbios, Job, Cantar de los Cantares, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés, Ester, Daniel, Esdras y Nehemías y Crónicas.

Es esencial mencionar que todos estos libros fueron escritos en hebreo y todavía se leen hasta hoy en el mismo idioma, con comentarios de nuestros sabios y maestros. ¡Así es! Todo en hebreo.

¿Recuerdas cuando mencionamos a aquellos que se oponían a que Ben Yehuda resucitara la lengua hebrea? Bueno, su principal temor era que la santidad de estudiar estos libros canonizados en hebreo iba a ser menos significativa porque todos hablan hebreo en las calles. Eso nunca sucedió, y estas Santas Escrituras siguen siendo significativas y están directamente relacionadas con la divinidad para todas las personas que creen en ella.

La importancia del hebreo en la oración

​​La oración fortalece el vínculo entre Dios y los seres humanos. Los judíos, como otras personas religiosas, oran de varias maneras. El aspecto más crucial de la oración es que debe enfocarse completamente en Dios, sin que nada más esté en los pensamientos.

Según la ley judía, todas las oraciones individuales —y casi todas las oraciones colectivas— deben ser dichas en cualquier idioma que la persona que ora entienda.

Otra fuente de texto crítico para el judaísmo es el Talmud, que especifica qué oraciones se deben recitar en hebreo y cuáles se pueden decir en cualquier idioma.

Ahora… ¿por qué la mayoría de los judíos ora en hebreo? Podría ser debido a su herencia y su conexión ancestral con la lengua.

La mayoría de las sinagogas en Israel y en todo el mundo han decidido hacer la mayoría de las oraciones en hebreo. Podría ser una posibilidad de extender una invitación a aquellos que oran para aprender este antiguo idioma que conecta el mundo con un hilo rojo duradero pero invisible.

¿En qué idioma te gusta orar? ¿Qué es más importante para ti: entender todo lo que estás diciendo o sentirte conectado a un idioma a través de una historia de siglos? Bueno, siendo optimistas y realistas, ambas cosas podrían suceder si aprendes hebreo, y hoy, ¡el hebreo está a la vuelta de la esquina!

El misticismo judío y el uso del hebreo

Según algunas perspectivas de la tradición judía, la lengua hebrea tiene un origen divino. En el libro del Génesis (Bereshit) mencionado anteriormente, Dios crea el mundo (y el Universo) al pronunciar su voluntad, mostrando que, como consecuencia, el lenguaje tiene el mayor potencial creativo.

Este punto de vista constituye el punto de partida para la mayoría de las tradiciones místicas y mágicas judías, desde la antigüedad hasta los tiempos actuales.

Al analizar el origen de los místicos más predominantes en la historia judía, nos damos cuenta de que la mayoría de ellos no habían nacido en Israel… o en el Reino de Israel. Sus lenguas maternas primarias estaban lejos de ser hebreas.

Shlomo Alkabets (alguien de quien vamos a hablar en un momento) nació en Grecia, Jaim Vital nació en Italia, Nahmánides nació en España, y así sucesivamente. Algunas personas muy relevantes para el misticismo judío nacieron en Israel, como Isaac Luria y Shimon Bar Yojai.

Aunque algunos de ellos no aprendieron hebreo en sus primeros años, su llegada a Israel marcó un antes y un después en sus carreras y legado.

Sus libros, que hoy en día son estudiados por miles de personas en todo el mundo, están escritos en hebreo desde cero, lo que permite a los lectores comprender el verdadero significado de lo que querían decir. En lugar de lo que ocurriría con una traducción de mala calidad, que pierde la mitad del significado.

La incorporación del hebreo en sus vidas creó algo único. El poema «Leja Dodi», escrito por Shlomo Alkabetz, es ahora una parte inherente del servicio religioso de Kabalat Shabat en todo el mundo, en todos los diferentes ámbitos de la religión judía.

Lo que comenzó como un poema hebreo, escrito por un inmigrante místico de Grecia, se convirtió en una de las partes esenciales de la oración judía del viernes por la noche. Y todo por el hebreo, la poesía y el misticismo judío.

Libros extraordinarios como «Sharei Kedusha» (Puertas de la Santidad), escrito por Jaim Vital, muestran un acercamiento muy agradable al hebreo que permite a los lectores entender lo que está diciendo mientras recibe un conocimiento convincente de la mística judía.

Arameo y hebreo: Las raíces de la lengua más utilizada en la tierra de la leche y la miel

La distinción principal entre arameo y hebreo es que el arameo pertenece a los arameos, pero el hebreo pertenece a los hebreos (israelitas). ¿Recuerdas cuando hablamos sobre estos términos al comienzo de este artículo?

El arameo y el hebreo están estrechamente relacionados con las lenguas semitas del noroeste con vocabularios muy similares. Sin embargo, existen muchas diferencias gramaticales y léxicas entre estos dos idiomas.

Los orígenes del arameo se remontan a los arameos de la antigua Siria. El arameo tiene una historia de 3000 años y ha pasado por numerosas etapas de desarrollo. Por otro lado, el arameo moderno o neo-arameo es un conjunto de idiomas relacionados que incluye modernas variedades habladas de arameo que se conservaron y evolucionaron dentro de poblaciones separadas en todo el Oriente Medio.

La lengua judía, el hebreo, pertenece al grupo noroccidental de las lenguas semitas. A pesar de haber sido hablado en Israel durante generaciones, en el siglo III a.C. el hebreo había sido desplazado por la variedad occidental del arameo. Sin embargo, la lengua hebrea todavía se utilizaba como una lengua litúrgica y literaria.

Ben Yehuda, como mencionamos anteriormente, resucitó el hebreo como una lengua hablada y moderna en los siglos XIX y XX.

El idioma oficial del Estado de Israel es ahora el hebreo. El hebreo, siendo el lenguaje de la Biblia, todavía sorprende y atrae a personas de todo el mundo.

Mucha gente asume que los orígenes del hebreo están en arameo. ¿Tú qué piensas? Por favor, comparte tus ideas con nosotros en los comentarios a continuación.

Inscríbete a nuestro boletín de noticias

Aprende los modismos hebreos, disfruta de un recorrido virtual por Israel, descubre la mejor comida local ¡y mucho más!

Campo obligatorio
Campo obligatorio

Libros más vendidos en hebreo durante 2021: No todo se trata de religión

No todo se trata de religión, la Biblia, o el misticismo judío cuando se trata de hebreo. Como indicamos anteriormente, desde que Ben Yehuda devolvió la vida a este antiguo idioma, muchos libros y publicaciones significativas han conquistado los corazones de numerosas personas en todo el mundo.

No hace mucho, publicamos un ranking con los cuatro mejores autores israelíes que tienes que leer en algún momento; y hoy nos gustaría repasar los libros más vendidos en Israel del año pasado. De esta manera, comprenderás completamente que el hebreo va más allá de la religión y la divinidad y su presencia inherente en la herencia judía.

1. El autor Einat Nathan escribió el libro «Mi todo: el padre que quiero ser, los niños que espero criar» en el que muestra a los padres cómo enseñar a los niños a ser fuertes e independientes al ver el mundo a través de los ojos de sus hijos.

2. Noa Tishby, una actriz israelí, escribió y publicó un libro fantástico llamado «Israel: una guía sencilla para el país más incomprendido de la Tierra». Tishby comparte una línea de tiempo de Israel, desde los tiempos bíblicos hasta nuestros días, a lo largo de sus páginas. ¡Un libro excelente y emocionante de leer!

¿Estás listo para dominar el idioma de nuestros antepasados leyendo un libro en hebreo? ¡Decídete y no lo postergues más!

El hebreo te está esperando. ¿Estás listo para aprenderlo?

Es hora de reconectar con tus raíces. De cuidar tu patrimonio y la herencia cultural que dejarás a las futuras generaciones de tu árbol genealógico. Es hora de entender que eres parte de una cadena interminable que necesita continuidad, legado y durabilidad.

Una gran manera de hacer todo eso es aprender hebreo y hacerlo parte de tu vida diaria. En nuestros cursos de Rosen Instituto de Hebreo aprenderás a dominar el antiguo idioma resucitado por Ben Yehuda. Y comprenderás plenamente la gran importancia de mantenerlo vivo.

Si estás deseando ser parte de algo más grande que tú mismo mientras conoces a estudiantes curiosos de todo el mundo, estas clases online de Hebreo podrían ser exactamente lo que estás buscando.

¡El momento es ahora! Te lo mereces. Se lo debes a tu historia. Se lo debes a tu herencia.

Sobre el autor

Arie Elbelman R.Arie nació y creció en Chile, emigró a Israel cuando tenía poco más de veinte años. Él quiere tomar un papel activo en el desarrollo de este país joven e inteligente. Arie cree que la mejor manera de dar forma a nuestro presente y futuro es vivir con más jerarquías horizontales, sonreír mucho y siempre pero siempre respetarse unos a otros.

Talvez também te interesse

Los Colores En Hebreo: ¡un...

Por Arie Elbelman R.

Las Canciones Más Bellas De La...

Por Arie Elbelman R.

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario

This site is registered on wpml.org as a development site.